Diego Trujillo, se destaca tanto en la escritura de monólogos de humor como en presentación de los mismos. Son monólogos escritos para hacer reír y con el objetivo claro de dejar huella y reflexión en quien lo ve y lo escucha.

Diego a través de este tipo de presentaciones manifiesta muchas de sus vivencias personales, estas son presentadas con el humor ácido que lo caracteriza como comediante y lo hacen único y especial ante su público.

Con monólogos como "Padre rico, pobre padre" o "Qué desgracia tan infinita" ha demostrado que puede lograr una relación cercana con el público, sus relatos sobre la paternidad, las crisis existenciales y las crisis familiares, son situaciones por las que todos pasamos alguna vez y con las que siempre logra conectar.

El actor y comediante, demuestra ser versátil y polifacético, logrando personajes característico y llenos de humor. Desarrollando temas, sociales y crudos que se viven día a día. Logra entretener, emocionar y divertir, con la risa como premisa, toca corazones, y deja reflexiones.

La faceta de presentador de Diego Trujillo en El poder del diez. Foto: Estudio Burén